Connect with us

Uncategorized

Los colombianos se forman más de manera autodidacta4 min read

Solo el 41% de los encuestados ha recibido formación en habilidades blandas por parte de las empresas donde laboran.

Published

on

Adecco, firma multinacional consultora en gestión de talento humano con amplia trayectoria en Colombia, pudo visibilizar, a través de su último estudio, cuáles son las necesidades y tendencias de formación en habilidades técnicas y blandas de los colombianos. Aunque la mayoría de encuestados manifiestan no haber recibido formación de sus empleadores, el 86% expresó que ha desarrollado cursos o talleres de formación por su propia cuenta.

El 41% de los encuestados manifestó que ha recibido por parte de alguna compañía donde ha laborado, algún tipo de capacitación en habilidades blandas, es decir, todas aquellas que corresponden al ser, como por ejemplo inteligencia emocional, liderazgo, trabajo en equipo, habilidades sociales, de comunicación, lenguaje y hábitos. Por la otra cara, el 57% dice haber recibido formación en habilidades técnicas, como son el uso de software, trade marketing, medición de audiencias digitales o el hacer de algún otro tema específico.

“Aunque las habilidades técnicas son importantes, cada vez los perfiles en los procesos de selección de personal se orientan hacia el ser y sus capacidades blandas, pues les permite a las empresas contar con mayores índices de productividad, innovación y desarrollo, al contar con equipos altamente entrenados en habilidades que les facilita resolver de forma más rápida, creativa y asertiva los problemas del día a día, esto sin descuidar ni negar la importancia de las habilidades técnicas”, manifestó Carolina Saggiomo, Gerente de Formación de Adecco Colombia.

Dentro de su estudio, Adecco resalta que el 86% de los encuestados dice haber desarrollado cursos o talleres de formación por su propia cuenta, resultado que contrastado por el bajo porcentaje de personas que manifestaron haberlos recibido en las empresas donde han trabajado, refleja la necesidad que sienten los colombianos de contar este tipo de espacios donde puedan desarrollar tanto habilidades blandas como técnicas. Este hecho se ve materializado en la respuesta del 92% de los participantes, quienes opinan que estos espacios hacen sus perfiles profesionales mucho más atractivos y aumentan sus posibilidades de ser contratados.

No obstante, el 49% de los encuestados no estaría dispuesto a pagar para formarse en habilidades blandas o técnicas, mientras que el 38% estaría dispuesto a pagar entre 350.000 y 700.000 pesos, contra el 13% que estaría abierto a pagar una cifra superior. “Este resultado se puede interpretar como un área de oportunidad que deben valorar las compañías, ya que los empleados esperan poder tener estos espacios de desarrollo personal y profesional con su acompañamiento y no tener que hacerlo por su propia cuenta, como lo reflejan los resultados del estudio. Las empresas deben ver la capacitación de su personal como una inversión que vale la pena y tendrá un retorno operativo”, aseguró Carolina Saggiomo, Gerente de Formación de Adecco Colombia.

En cuanto al número de cursos de formación dado por las compañías, el 41% ha recibido entre 1 y 3, seguido del 25% que no ha recibido ninguno y el 19% que ha tenido entre 4 y 6. Igualmente, este mismo grupo dio a conocer que los cursos o talleres de formación en habilidades blandas que han recibido dentro de sus organizaciones son sobre trabajo en equipo (22%), Liderazgo (15%) y Comunicación (12%).

Por su parte, los encuestados también manifestaron con porcentajes muy reñidos los cursos de formación en habilidades blandas que esperarían recibir de la mano de las organizaciones donde laboran, encabezado por liderazgo (15%) y seguido por negociación (11%), resolución de problemas (11%), habilidades comerciales (10%), comunicaciones (10%).

Hablando de metodologías, existe una gran oportunidad a través del coaching, que son entrenamientos personalizados para desarrollar habilidades específicas, pues llamó la atención del 44% de los encuestados, seguida por talleres con el 24%.

Para todas estas necesidades de formación, Adecco Colombia ofrece soluciones desarrolladas específicamente para cada empresa y equipo de trabajo, enfocada en apoyar equipos de alto desempeño mediante el desarrollo de sus habilidades blandas y técnicas a través de talleres, conferencias, experiencias al aire libre con actividades lúdicas de riesgo controlado, que a través de metáforas recrean el ambiente de cuentos e historias que presentan problemáticas para desarrollar el trabajo colaborativo, liderazgo, pensamiento estratégico y creativo.

Adicionalmente, Adecco Formación tiene especialistas en coaching con amplia experiencia y estudios, que guiarán el desarrollo de habilidades y la resolución de conflictos del ser de forma personalizada.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Sin tecnología no hay economía circular

La tecnología hace viable la economía circular al transformar los materiales, la energía y el agua, y  genera valor agregado a las empresas al convertir buenas ideas en negocios rentables.

Published

on

Recircular, reusar, reciclar y disminuir el uso de materiales no es tarea fácil. Estamos acostumbrados a comprar, consumir y botar. Luce novedoso entender que los productos y envases que desechamos aún tienen valor y pueden ser recuperados y aprovechados. Requerimos un cambio de mentalidad para entender el nuevo modelo de la economía circular. Se precisan además inversiones en nueva tecnología para alcanzar una verdadera transformación productiva.

La innovación tecnológica es indispensable para alcanzar la economía circular (EC). La circularidad implica considerar los materiales, la energía y el agua en forma diferente: diseñar procesos que contengan menos material, energía y agua, mediante nuevas tecnologías que logren recuperar componentes de valor de los residuos desechados. El modelo se inspira en la naturaleza, al buscar generar ciclos en los que los residuos de una empresa pueden transformarse en los insumos de otra. Otras innovaciones tecnológicas asociadas a la EC incluyen nuevos diseños de productos y envases que incorporen materiales reciclados y generan menos residuos.

La tecnología hace viable la economía circular al transformar los materiales, la energía y el agua, y  genera valor agregado a las empresas al convertir buenas ideas en negocios rentables. Por ejemplo, la tendencia a reemplazar productos de uso “privado”, como la bicicleta o el automóvil, en servicios públicos que permiten lograr eficiencia en su utilización, no menos que en solicitarlos mediante una simple aplicación a su alcance en su teléfono particular.

Sin embargo, la innovación tecnológica es un proceso espinoso que requiere una investigación y planeación detallada, recurrir a pruebas piloto y cálculos financieros para estimar la factibilidad y rentabilidad en el tiempo, además de capacitar personal para que aprenda los nuevos procesos de operación. En tal sentido, ¡la innovación también abarca tecnología social!

La Estrategia Nacional de Economía Circular que adelanta el gobierno, considera diferentes tipologías de innovaciones tecnológicas para alcanzar sus metas. Las tipologías permiten visibilizar las iniciativas de economía circular, enseñar a través del ejemplo, e inspirar su multiplicación. También ayudan a seleccionar aquellos proyectos sujetos a incentivos para ampliar el alcance de su desarrollo. Son cuatro las tipologías que identifican y orientan la práctica de iniciativas de economía circular:

La primera tipología de iniciativas innovadoras introduce tecnología para la reutilización de productos y materiales. Esta tecnología incluye información científica sobre la caracterización de la calidad y los volúmenes de flujos del recurso de procesamiento que faciliten el reusó. Ejemplos de esta tipología son el aprovechamiento de agua residual tratada para sistemas de riego, o el reuso  de estibas u otros mecanismos de embalaje retornable. La tecnología de reusó extiende la vida útil de productos o materiales y evita la disposición, en el que pierde valor.

La segunda tipología de iniciativas incluye tecnología para el reciclaje, aprovechamiento y tratamiento de recursos. Este tipo de tecnología contiene sistemas de recolección y separación en la fuente, limpieza y procesamiento de materiales reciclados y su comercialización hacia nuevas aplicaciones, tal como la instalación de fuentes de energía renovables. Ejemplos importantes incluyen materiales de envases y empaques, como el plástico, papel, cartón, vidrio y aluminio. Otros ejemplos de alto potencial representan el procesamiento de fertilizante de valor agregado a partir de residuos orgánicos de restaurantes y comedores, y el aprovechamiento energético de residuos en hornos cementeros. La recuperación, reciclaje, el aprovechamiento de materiales y la tecnología de energía renovable, evitan la extracción de materias primas vírgenes y fuentes de energía, y reduce los residuos.

Una tercera tipología de iniciativas involucra el eco-diseño de productos, envases y embalajes. El eco-diseño representa una tecnología para rediseñar productos y envases existentes para que estas reduzcan su impacto ambiental y mejoren su eficiencia. Ejemplos muestran la reducción de espesores de material en envases, diseñar productos que facilitan su reciclaje, o diseños de nuevos textiles a partir de algodón orgánico. Como tecnología, el eco-diseño brinda varias ventajas para alargar la vida útil de productos, reducir el uso de materiales y energía e impactos en la disposición final.

Una cuarta tipología presenta el cambio de sistemas de productos por serviciosEs una tecnología completamente diferente que cambia la costumbre de consumir y producir. El reemplazo de productos individuales por sistemas colectivos de suscripción como las patinetas de transporte público son un ejemplo. Otro ejemplo clásico refleja las bibliotecas públicas, que desde hace décadas disponen de libros que sus usuarios rotan, en vez de que cada uno adquiera el suyo. El cambio de sistema de productos por un servicio, impacta la cultura de consumidores y transforma las cadenas de valor a partir de utilizar menos recursos.

Las tipologías no son excluyentes entre sí. Pueden coexistir iniciativas de economía circular que abarcan varias tipologías tecnológicas. En estos casos, los líderes de las iniciativas escogerán la categoría de mayor impacto para su caso. Además, cada iniciativa de innovación tecnológica conecta con la economía circular a través de su contribución a la circularidad en los flujos de materiales y energía, e involucra nuevos modelos de colaboración y alianzas con proveedores, clientes y otros actores participantes en la transformación productiva.

La Estrategia Nacional de Economía Circular, promovida a través del Ministerio de Ambiente, el de Industria y Comercio y demás entidades estatales, busca identificar iniciativas de innovación tecnológica como elementos centrales de la transformación productiva y de la generación de valor.

Continue Reading

Actualidad

Gerencia de proyectos, indispensable en la eficiencia empresarial

Muchos emprendedores y pymes al no tener las competencias y destrezas necesarias con una visión estratégica, enfocados en la resolución de problemas, la gestión adecuada de los recursos y la debida orientación al cliente, sus proyectos no llegan a culminar su propósito.

Published

on

La educación en Colombia está siendo cada vez más aclamada y apetecida por grandes centros de acreditación a nivel global. Ahora las instituciones académicas se están esforzando por impulsar el desarrollo económico y social a través del conocimiento e innovación basadas en altos estándares internacionales.

Para una muestra, la especialización de la Universidad El Bosque sobre Gerencia de Proyectos de la Facultad de Ingeniería, recibió la acreditación internacional en alta calidad otorgada por el GAC® (Global Accreditation Center for Project Management Education Programs), el máximo organismo de acreditación a nivel mundial para la gestión de proyectos en las instituciones de educación superior, lo que la convierte única en el país y tercera en Sudamérica.

Las grandes compañías, pymes y emprendimientos atraviesan una coyuntura especial: buscan cada vez mejores profesionales expertos en Gerencia de Proyectos, orientados en los estándares internacionales del PMI® (Project Management Institute) esto les está ayudando a optimizar sus procesos, agilizar la operación y aumentar su eficiencia.

Pero, según cifras del último informe de Dinámica Empresarial de Confecámaras, Red de Cámaras de Comercio, sólo el 29.7% de los emprendimientos nuevos en el país sobreviven y el 70% de las empresas fracasan en los primeros cinco años.

De acuerdo con Jorge Alberto Osorio, director de posgrados de la Facultad de Ingeniería de la Universidad El Bosque, indica que “las personas son las encargadas de los proyectos y de las empresas, pero al no tener las competencias y destrezas necesarias con una visión estratégica, enfocados en la resolución de problemas, la gestión adecuada de los recursos y la debida orientación al cliente, los proyectos no llegan a culminar su propósito”.

Además, el experto recordó que en los últimos años ha incrementado el número de profesionales de todas las disciplinas con un propósito común: el desarrollo de un proyecto o una empresa y para para lograrlo es necesario la aplicación correcta del modelo más reconocido y valorado que es el del Project Management Institute, junto con su guía de fundamentos de la dirección de proyectos denominada Cuerpo de Conocimiento para Gestión de Proyectos PMBOK© (Project Management Body OF Knowledge) reúne las herramientas, técnicas y habilidades de las mejores prácticas mundiales.

Así pues, la nueva acreditación que recibe la Universidad El Bosque responde a la necesidad de las grandes empresas y pymes en Colombia, para educar profesionales con conocimientos y capacidades de liderar proyectos con los que sus organizaciones podrán evolucionar hacia modelos de negocios modernos, eficientes y productivos.

Continue Reading

Actualidad

Nigeria apuesta por los camiones alimentados con gas natural vehicular

Deepak Khilnani, director ejecutivo de Powergas África, dijo que se trata de una energía de combustión más limpia que hace que los motores de los camiones funcionen un 75% más silenciosos y tengan emisiones nocivas mucho más bajas, como el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

Published

on

Powergas Nigeria se ha unido a un club exclusivo de compañías que han tomado medidas concretas para garantizar que sus operaciones sean ecológicas. En línea con sus objetivos de desarrollo de tres años, Powergas ha iniciado con éxito el proyecto piloto para emplear camiones propulsados por GNC en sus operaciones con el fin de reducir su huella de carbono y también alentar el uso del gas natural nigeriano como fuente principal de combustible.

Al tomar esta decisión, la empresa se ha posicionado como una organización que cree que el modelo de negocio y la protección del medio ambiente no tienen por qué ser excluyentes. Esta iniciativa ecológica de Powergas garantiza a los clientes y a otras partes interesadas que el GNC es el camino a seguir para reducir el impacto negativo de las operaciones comerciales en el medio ambiente.

El gas natural se quema de forma más limpia que otros combustibles fósiles y emite hasta un 25% menos de gases de efecto invernadero. Deepak Khilnani, director ejecutivo de Powergas África, dijo que se trata de una energía de combustión más limpia que hace que los motores de los camiones funcionen un 75% más silenciosos y tengan emisiones nocivas mucho más bajas, como el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

«Al alentar el uso de vehículos con combustible alternativo, estamos ayudando a crear empleos y a reducir la dependencia de Nigeria de los productos petrolíferos importados. El uso de energías más limpias también contribuye a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes del aire. Un aire más limpio protegerá el medio ambiente y la salud de todos los nigerianos a lo largo de la vida útil esperada de estos vehículos. Los consumidores y las empresas también ahorrarán dinero utilizando un combustible alternativo de producción nacional y de menor costo».

En Colombia, Vanti, lo que era antes Gas Natural Fenosa, puso a prueba hace algún tiempo un camión recolector de residuos sólidos a gas natural vehicular durante 7 días, el cuál demostró que este combustible es la solución a la contaminación de la capital del país por la reducción de material particulado en un 95% y un 91% de óxidos de nitrógeno frente a un vehículo tradicional; y la disminución de CO2 en un 25%.

Continue Reading

Tendencias